TRATAMIENTO DE LA ALOPECIA

¿Por qué se cae tu cabello?

La caída del cabello es un fenómeno que afecta a gran parte de la población. Actualmente sorprende la elevada incidencia de alopecia en la población femenina, muchos expertos la atribuyen a la incorporación activa de la mujer al mundo laboral.

La incidencia de la juventud también es un hecho reseñable en los últimos tiempos dónde las alopecias empiezan a manifestarse a muy temprana edad.

Las causas por las que se cae el cabello son múltiples, existiendo más de 100 tipos de alopecias diferentes. Las más comunes son las causadas por efectos hereditarios (alopecia androgenética o androgénica) y las producidas por cambios hormonales.

La caída capilar excesiva puede venir también originada por una falta de hierro en nuestro organismo por lo que para poder valorar todas las posibles causas es necesario realizar una analítica para comprobar que todos los valores están correctos.

¿Qué es la alopecia?

La alopecia es la pérdida de cabello, ya sea de forma natural o no, y que tiene como resultado la calvicie.

En un cuero cabelludo sano existen en total alrededor de 100.000 cabellos. En una situación normal, diariamente se produce la caída de 100 cabellos. Cuando la caída del pelo aumenta a 250 diarios, puede empezar a hablarse de caída de pelo masiva o de principio de alopecia.

Desde siempre la calvicie ha constituido un auténtico problema para la población masculina, en la mayoría de los casos comienza en el vértice del cráneo (coronilla) y en ambos laterales de la frente.

Por otro lado actualmente sorprende la elevada incidencia de la alopecia en la población femenina, atribuida por muchos expertos a la incorporación activa de la mujer al mundo del trabajo, que aumenta las situaciones de estrés, hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol, así como malos hábitos alimenticios (comida rápida).

Tipos de alopecias

Alopecia androgénica

La alopecia androgénica o prematura es la más común. Afecta sobre todo a hombres, aunque en raras ocasiones también se presenta en mujeres. Se trata de un tipo de calvicie en que los andrógenos son las hormonas responsables de la caída del cabello. Con este problema, si la calvicie avanza los folículos pilosos mueren y finalmente el proceso se torna irreversible.

Pese a que el factor hereditario nos acompañará de por vida existen fórmulas capilares que nos permiten retrasar la caída para no perder más cabello e incluso mantener el que tenemos curando la causa de manera definitiva. Si el estado es muy avanzado se pueden valorar otras técnicas como el microinjerto.

Saber más sobre alopecia androgénica

Alopecia areata

En segundo lugar se encuentra la alopecia areata, de la cual se desconocen realmente las causas pero en cambio cuenta con unos síntomas claros que son básicamente la presentación en el cabello de zonas sin ningún tipo de pelo. Dentro de ésta, se denomina alopecia total a cuando finalmente se pierde todo el pelo del cuero cabelludo y universal si además se pierde el pelo de todo el cuerpo.

Somos especialistas en tratar este tipo de alopecia. Con un sencillo tratamiento conseguimos en pocos meses frenar su expansión y el nacimiento de nuevos cabellos. Esta patología está muy ligada a procesos de stress o nerviosismo. Tiene cura rápida y sencilla, aunque no se descarta que en el futuro puedan volver a brotar incluso en zonas diferentes si la persona mantiene altos niveles de ansiedad. Producida por stress.

Saber más sobre alopecia areata

Alopecia seborreica

Los cambios hormonales que sufrimos a lo largo de nuestras vidas pueden provocar un exceso seborreico en la raíz del cabello que origina una descamación pudiendo derivar incluso en dermatitis seborreica. Nos valemos de tres fórmulas capilares diferentes con principios activos encaminados a eliminar los excesos seborreicos de la raíz y conseguir la desaparición de la descamación. Cursada con descamación y caída.

Las alopecias cicatriciales son un tipo de dolencia muy común e irreversible en la mayoría de los casos, ya que en este tipo de calvicie suele existir alguna malformación, problema e incluso la ruptura total de lo que se conoce como estructura folicular. Dentro de las alopecias cicatriciales se encuentran las alopecias debidas a agentes físico-químicos, las alopecias infecciosas, las alopecias por dermatosis, las derivadas de enfermedades hereditarias, las alopecia tumorales y las alopecias por síndromes clínicos.

Saber más sobre alopecia seborreica

Alopecia difusa

La alopecia difusa aparece tanto en mujeres como en hombres, sin embargo, las mujeres suelen verse mucho más afectadas que los hombres. La pérdida difusa del cabello puede ocurrir a cualquier edad y se caracteriza por la disminución de la densidad de pelo en todo el cuero cabelludo así como el adelgazamiento del cuero cabelludo. La pérdida difusa del cabello es temporal, el pelo vuelve a crecer mientras el folículo piloso se mantiene activo.

Saber más sobre alopecia difusa

Alopecia por enfermedades sistémicas

En estos casos todo tiene su inicio desde el sistema endocrino y se ve afectado por enfermedades infecciosas como el Lupus o la falta de alimentación.

Saber más sobre alopecia por enfermedades sistémicas

Alopecias tumorales

Se da en personas que han padecido algún tipo de tumor dérmico en la zona del cuero cabelludo. Otros motivos pueden ser también epiteliomas basocelulares o espinocelulares y linfomas.

Saber más sobre alopecias tumorales

Alopecia frontal fibrosante

Es un tipo de alopecia cicatricial que se caracteriza por una pérdida de pelo bilateral y simétrica que afecta a la zona frontal y temporal del cuero cabelludo, por ello es conocida también como la alopecia de la “diadema”.
 
Su origen es desconocido y suele ir ligada a la pérdida de las cejas e incluso las pestañas o otras zonas del cuerpo (axilas, pubis, piernas, etc). Este tipo de alopecia produce picor y en ocasiones dolor en el cuero cabelludo.
En ocasiones se presenta hipotiroidismo asociado.
 
Se cree que se origina por mecanismos autoinmunes de inflamación y también por factores hormonales pero su causa real es a día de hoy desconocida aunque en un pequeño porcentaje hay factores hereditarios hay mayor incidencia sobre llevar asociada alopecia androgenética femenina.

La piel del cuero cabelludo torna a un tono blanquecino y brillante debido a la devastación capilar que se produce por el adelgazamiento de la piel y la disminución del riego sanguíneo.

Otro tipo de alopecia que se pueden dar en diferentes personas es aquella derivada del consumo de drogas o simplemente de fármacos. Esto es así porque tanto la vitamina A en dosis muy elevadas como algunos antitiroideos, citostáticos, medicamentos anticoagulantes y sobre todo el ácido valproico y el mercurio, pueden llegar a producir alopecia. 

Y en último lugar también son posibles las alopecias debidas a algún tipo de síndrome hereditario, como por ejemplo puede ser el caso de la atriquia congénicta. En este tipo de enfermedad las personas no tienen pelo,aunque también se pueden encontrar otros casos como el de la alopecia triangular temporal, la hipoplasia tanto del pelo como del cartílago o el síndrome tricorrinofalángico, problemas hereditarios que se traducen en la falta o la ausencia total de cabello y en algunos casos incluso de pelo o vello en todo el cuerpo.

Causas de la alopecia

Entre las distintas causas que provocan alopecia encontramos:

  • Factores genéticos.
  • Alimentación inadecuada.
  • Estrés.
  • Enfermedades endocrinas, como hipotiroidismo.
  • Procesos infecciosos.
  • Interacciones farmacológicas, con ciertos medicamentos usados en quimioterapias, hipervitaminosis, hipocolesterolémicos, antitiroideos y anticoagulantes.
  • Falta de hierro o anemia.

En las mujeres la caída del cabello puede darse en distintas situaciones como post-parto o aborto, etapa post-menopáusica, por disminución de hormonas femeninas o por el uso diario de peinados tirantes, como coletas, que pueden producir debilitación de las raíces.

Cómo tratar la alopecia

Tratamiento cosmetomédico

El tratamiento de la caída del cabello generalmente se inicia utilizando productos cosméticos de venta en Farmacias o en Centros especializados de Salud Dermo-Capilar y que no necesitan prescripción médica, destinados a evitar la caída del cabello por distintas vías (champúes, lociones, ampollas, mascarillas…).

Estos productos incluyen en su formulación diferentes principios activos como pueden ser: sustancias estimulantes de la circulación sanguínea, sustancias nutrientes, aminexil o el principio activo RTH 16.

Diferentes estudios demuestran que existe una relación entre la pérdida grave del cabello y la reducción de las reservas de hierro sérico en edad fértil. Cuando los niveles de ferritina sérica decrecen, el riesgo relativo de sufrir una pérdida grave del cabello se incrementa significativamente. Por esta razón el médico valorará la necesidad de un suplemento férrico si se produce este caso.

Tratamiento médico

Existen también múltiples tratamientos empleados por el médico especialista para el abordaje de la alopecia. Por ejemplo tratamientos hormonales, con estimulantes de la circulación sanguínea, corticoides tópicos, psoralenos asociados a rayos UVA, crioterapia, mesoterapia, alergenoterapia de contacto… e incluso se emplean también tratamientos quirúrgicos locales.



Solicita tu primera consulta