ALOPECIA ANDROGENÉTICA

Como tratarla

Pese a que el factor hereditario nos acompañará de por vida existen fórmulas capilares que nos permiten retrasar la caída para no perder más cabello e incluso mantener el que tenemos curando la causa de manera definitiva. Si el estado es muy avanzado se pueden valorar otras técnicas como el microinjerto.

La alopecia androgenética o androgénica es la más común en el varón y en algunas mujeres. Aparte del tratamiento en clínica a través de fórmulas que actúan directamente sobre el folículo será necesario el uso de traamiento de apoyo en domicilio.

El aumento de la acción de las hormonas masculinas también conocidas como -andrógenos- sobre ciertas zonas del cuero cabelludo (región frontal y parietal) , conocidas comúmmente como “entradas y coronilla”que están predispuestas genéticamente a la afección, produce una disminución progresiva en la actividad del folículo piloso que va decreciendo de tamaño progresivamente hasta llegar a la atrofia del bulbo piloso produciendo la pérdida de pelo.

Esto en lo referente al patrón masculino, en el femenino encontramos más una pérdida de pelo difusa afectando más a la zona temporal y occipital.

Este tipo de alopecia necesita un cuidado de por vida, es decir, en una etapa inicial se nutre el folículo hasta un estado óptimo erradicando cualquier tipo de patología añadida, bien sea descamación en el cuero cabelludo, caspa, excesos seborreicos para a continuación o durante el tratamiento inicial comenzar con la salida de nuevos cabellos.

Es de vital importancia durante el tratamiento y nuestra recomendación es de por vida el uso de productos de higiene desprovistos de química agresiva que dañen la parte más superficial del cuero cabelludo.

Es por ello por lo que nos valemos de productos de higiene denominados Bio-champús que no sólo no nos dañan si no que ejercen un beneficio visible a nuestro cuero cabelludo y en consonancia el cabello gana más fuerza, vitalidad y volumen.

Este tipo de alopecia, al estar presente en nuestra genética no se puede erradicar de manera definitiva pero sí detener la caída progresiva del cabello y reactivar los folículos para la salida de nuevos cabellos.

El diagnóstico temprano es fundamental para tener resultados óptimos.



Solicita tu primera consulta